Hoy en día en está era de juguetes cargados de electrónica y plástico, es difícil imaginar que un juguete como Slinky (llamado en España Slingy en ocasiones) llegase a ser tan exitoso. De hecho, es un gran ejemplo de diseño mínimo.  Richard James, el diseñador de Slinky, era un ingeniero de Pensilvania, que en 1943 se dedicaba la investigar sobre sistemas de suspensión con muelles que pueden estabilizar los barcos de guerra en mares bravíos. Un día, accidentalmente, tiró un muelle de una estanteráa, y vi como descendía graciosamente apoyándose en una y otra superficie en su camino. Llamado Slinky (seductor/cautivador) por su espesa Betty, ambos dedicaron 2 años a perfeccionar el potencial juguete. Trabajaron en posibles materiales, dimensiones y sistemas de producción hasta dar con la solución que todos conocemos.

slinky juguete

Un sencillo cable metálico de 20 m aplanado y hecho bobina. Presentado en 1945 en un centro comercial de Filadelfia, vendió las primeras 400 unidades en dos horas. Algo que termino de animar a la pareja a crear James Industries, empresa que aún fabrica el producto, usando las maquinas desarrolladas por Richard James en 1945. James industry ha fabricado más de 250 millones de unidad desde entonces. James industry evolucionó el producto, lanzando otras exitosas variantes con el Sliky de plástico, Slinky Junior y el adorable perro Slinky, pero es el sencillo primer Slinky , sin duda su mayor logro, un atemporal icono del diseño , siendo premiado en 199 con  emisión de un sello postal en Estados Unidos con su imagen.